Recuerdo. Relato.

Cae una tupida lluvia fina, que la ausencia de viento hace tranquila. Al chocar contra el gran ventanal las gotas de agua caen silenciosa y lentamente. Ella estaba sentada en la mecedora que heredó de su abuela, y con el suave balanceo hacia delante y hacia atrás, observaba cómo se deslizaban las gotas de agua por el cristal. De repente, se fija en una que acababa de posarse en el cristal y mientras la seguía con la mirada recordó aquél día.

Fue una noche en que la lluvia la sorprendió en plena noche cuando volvía a casa del trabajo. Hacía mucho frío y corrió a guarecerse bajo un balcón donde estaba él, calado hasta los huesos y sólo con un jersey fino por abrigo. Al verlo tiritar se compadeció de él y le dijo, ¿vives lejos de aquí?. Al contestarle que sí, tras un corto silencio, le ofreció, en cuanto amainara la lluvia, ir a calentarse un poco a su casa. Media hora más tarde se encontraban tomando una taza de caldo del día anterior bien caliente, y se cruzaban miradas furtivas. No se decidían a entablar conversación, y de repente:

  • Muchas gracias, me ha sentado muy bien tomar algo caliente. ¿Estará mi ropa seca ya?
  • Creo que no, aun no ha sonado la secadora. ¿Tienes mucha prisa?
  • No. Pero creo que es mejor que me vaya.
  • ¿Después de tanto tiempo de esperar este momento?
  • ¿Tú también?
  • No se debe dejar pasar las oportunidades, sobre todo cuando la vida te da una segunda oportunidad. Y después de tantos años.
  • Totalmente de acuerdo. Pero dicen que segundas partes no son buenas.
  • También que no hay dos sin tres.

Ahora le espera de vuelta del trabajo, con la cena preparada y en la mesa unas velas encendidas. Celebran su quinto aniversario de boda. La gota de agua rompe al llegar al final del cristal. Siente en ese instante una patadita en su vientre. Aparca delante de la casa un coche y apaga las luces. Emocionada, se levanta de la mecedora y abre la puerta.

Anuncios

Acerca de Proyectopcd

Utilizo la música, fotografía o los relatos para poder vivir mi utopía.
Esta entrada fue publicada en Relatos y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s