Ley de la música en España.

Desde un tiempo un colectivo de músicos reivindica una ley de la música. Continuando con mi anterior artículo La cultura, ¿sólo un negocio?, creo necesario profundizar un poco particularizando el análisis en el ámbito de la música.

Siempre en la vida se dan sucesos en los que la ironía se apodera más del propio concepto y lo torna en ocasiones hasta ridículo. Muchas fotos se han visto en la prensa y se han publicado una relación de nombres que promueven, como músicos, este movimiento, a la par que también gente del negocio de la música que cubren otros aspectos, como representantes, técnicos de sonido, productores, etc. Hay cosas que se defienden que están en su perfecto derecho hacerlo, como comenté en el artículo arriba indicado: a nadie le gusta que hagan negocio con su trabajo. La piratería como tal, está claro, no es justificable, entendida como hacer negocio con el trabajo de otros. Se pone el ejemplo de que a ver quién es capaz de ir a coger un disco de una tienda y llevárselo sin más, sin pagarlo. Perfecto. Pero claro, hay otros conceptos con los que ya surgen discusión entre muchos de los usuarios. Una vez compre el disco se lo podré prestar a quien quiera. Impedir la copia casi es una utopía, y si eso se empieza a asumir, se empezará a ganar mucho en este terreno para buscar otras soluciones más creativas.

Y aquí ahora el otro lado del tema. El sentido irónico, por así decirlo. Que tengan ese discurso artistas que una vez grabado el disco, en algunos casos utilizando muchos medios técnicos para corregir sus carencias, cuando actúa en directo lo hace en play- back. Contratando músicos que ni si quiera lo son en muchas ocasiones para que hagan una coreografía de instrumentista y que suene el disco de fondo. Si se hace referencia, desafortunada por cierto, a músicos como Mozart en cuanto a la defensa de los derechos de autor por parte de algún político, también cabría decir aquí que en sus tiempos se tocaba y cantaba en directo. Y no se hacían trampas en los estudios de grabación para corregir carencias (entre otras cosas, por supuesto, porque no existían) ni al actuar ante el público. Y ese artista sí que tiene una autoridad moral para reivindicarse y al mismo tiempo es el mejor filtro de control de calidad.

¿Cómo sería este negocio de la música si no existieran los discos? Se debe potenciar el directo, las actuaciones. El disco se puede incluso regalar como un souvenir. Quizá debería ser al revés de lo que es actualmente: tras representar los conciertos, se graba el disco. La gente conoce los temas en directo, no desde el disco. Y éste queda como un recuerdo de los conciertos o como una manera de plasmar el trabajo que se ha dado a conocer (souvenir o no).

Digo todo esto, porque a la vez que la Administración tendrá que escuchar estas reivindicaciones, debería a su vez exigir calidad en los trabajos. Unos mínimos. No lo digo por la titulitis, yo creo que para ser buen músico, la historia lo ha demostrado, lo que hay que ser es eso, buen músico, da igual cómo y donde hayas aprendido. Tampoco es necesario un censor que juzgue la calidad del trabajo: los censores serán los propios espectadores. Y por esto es necesario que se obligue a que las actuaciones en vivo sean realmente eso “en vivo y en directo”. Si pago una entrada es para escuchar a los músicos que tengo delante, no el cd que puedo comprar en la tienda. ¿Alguien podría imaginar una orquesta sinfónica o un pianista clásico tocando Mozart en Play-back? La gente del teatro ¿no tiene que aprenderse el papel y actuar?

Como vemos, el día que se aborde este tema, sería muy de agradecer que se tuviera en cuenta al legislar al cliente potencial del trabajo, al espectador que va a escuchar un concierto, a que si pongo la tele y aparecen unos músicos, éstos estén tocando de verdad y sobre todo cuando se actúa en un escenario ante el público. Esto es mantener la cultura viva. Y acerca, a través de la emoción que transmitan los artistas, la cultura a la gente. Y hace a la gente más culta a la vez, se retroalimentan todos: músicos, espectadores, y la música misma, que es definitiva quien más saldría beneficiada de todo esto. Y seguramente el negocio también.

Una vez se encontró una forma de proteger de la copia los cds. Algunos rápidamente acogieron este sistema; era la panacea: al fin nadie iba a poder copiar mis discos. Pero claro, la ley que regula el pago del canon por copia privada, impide que los autores que decidan proteger su obra de copia, no pueden cobrar el canon. ¿Por qué entonces no siguen protegiendo su obra para que no la copie nadie? El no seguir haciéndolo da lugar a pensar que el beneficio lo obtiene a través del cobro del canon porque no hay manera de justificar la cantidad de discos que se dejan de vender. Si se quisiera ser totalmente transparente por todas las partes implicadas se darían datos reales de las ventas.

Finalmente quiero añadir una pequeña reflexión sobre todo esto de la piratería. Y es que muchos se están subiendo al carro para ocultar (quizá también a sí mismos) que ya están sin recursos. Pero no económicos, sino de ideas. Se les ha pasado el tiempo dando siempre lo mismo y son incapaces de crear temas nuevos, que digan un nuevo discurso. Y lo que es peor, en muchos casos no por la crisis que todo artista pasa, sino por sus propias limitaciones. ¿Y de eso también tenemos todos la culpa? ¿Por eso tenemos que seguir pagando canon, y luego quién sabe si subvenciones cuando no vendan más discos porque se canse la audiencia de ustedes? ¿No es más honesto retirarse con dignidad o intentar reciclarse? ¿Y por esto tenemos que renunciar al derecho en la intimidad en las comunicaciones y pasar a ser todos presuntos delincuentes?

Para finalizar, sobre todo para aquellos músicos que quieren ser independientes, que como Mozart quizá quiso tener más libertar y poder editar su música sin el dictado de un editor, ahora más que nunca tienen la oportunidad de defender su creatividad. Medios hay y habrá suficientes para poder crear y publicar sin tener el filtro de alguien que le diga qué y como tiene que hacer su música. Y a ellos los legisladores deben de tenerlos en cuenta también. Es fundamental no criminalizar a los usuarios ni obligar a todos los músicos a entrar por el mismo aro. El que quiera hacer el negocio por otras vías que tenga a su vez toda la libertad para hacerlo, pilar básico para conseguir un mundo multicolor.

Anuncios

Acerca de Proyectopcd

Utilizo la música, fotografía o los relatos para poder vivir mi utopía.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Música y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Ley de la música en España.

  1. proyectopcd dijo:

    Pues si Salva. Yo comparo a los músicos de jazz y del flamenco con la gente del teatro. Ellos crean en cada pase que hacen de la obra, como intérpretes. Todo esto tiene que hacernos reflexionar en que la manera de hacer negocio y de relacionarnos está cambiando muy deprisa, este que usamos ahora precisamente es un ejemplo de comunicación que demuestra tal cambio. Creo que lo primero que debe defender cualquier gobierno es la cultura, primero, y luego a los partícipes en ella, pero no solo a los creadores, que yo creo realmente que en definitiva son los menos beneficiados de todo esto, paradójicamente, también a los destinatarios o posibles consumidores del resultado de ese trabajo, y dignificar el arte. Por eso creo que todo va muy deprisa y hay que hacer una reflexión profunda sobre todos los aspectos para que precisamente el negocio también salga beneficiado, ya que somo menciono en mi otro artículo que cito en este, si al final nadie compra… no hay negocio…ni cultura. ¿O a lo mejor si hay cultura, y por eso no funciona el negocio?

    Saludos Salva.

  2. Salva dijo:

    Totalmente de acuerdo contigo, Paco, en lo que has escrito, y ello incluye esas reflexiones sobre los “artistas faltos de nuevas ideas”. Siempre me ha hecho gracia ese grupo de músicos, generalmente cantantes, que se autodenominan artistas. Los músicos son músicos, los escritores escritores y los cineastas eso, cineastas. Lo de artistas ya se lo llamaremos los demás si creemos que sus creaciones tienen ese calificativo.
    En cuanto al fondo del asunto, la música no está en peligro, los músicos tampoco, la industria discográfica sí. Pero eso es otra cosa, no es la cultura la que está en peligro, es la industria.
    Copiar siempre se ha copiado, ¿te acuerdas de los cassettes y de los reproductores de cassettes dobles?, nos prestamos libros, discos y cualquier cosa que compremos legalmente. Los músicos tienen que conseguir que se les pague dignamente por su trabajo, sean músicos creadores o interpretes que actúen en conciertos y galas.
    Y tampoco es igual para todos, los músicos de jazz desde siempre han estado acostumbrados a vivir de otra manera, ¿a cuántos conciertos hemos asistido en que después del concierto uno se queda para comprar el CD? Y ahí hay creación continuamente, no la repetición (incluso en play back) de temas que suenan en los discos que se producen como rosquillas, como un producto de consumo.
    Y los músicos de jazz se copian unos a otros, no tienen problemas con ello, todos beben de las fuentes unos de otros, igual que lo hacen los de flamenco, copian y copian, no hay mayor problema. Ahora cuando sale un artista de verdad, sea Miles Davis o Camarón, todos están de acuerdo.
    Legislar en favor de la cultura musical no es legislar en favor de la industria discográfica ni de las entidades de gestión, es legislar para que la formación musical sea lo más universal posible y que se promuevan salas y circuitos de conciertos de toda clase de músicas, por ejemplo.
    En fin, que habría mucho que hablar sobre este tema que de forma tan interesante has tratado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s