John Cage

El 5 de septiembre hizo cien años que nació este compositor norteamericano.

4Ž33ŽŽ es una obra que dura 4’33” cuya partitura no tiene una sola nota. Ahora pongámonos en el lugar de las personas que asisten al concierto y “escuchan” esta obra. Unos la alaban y la ponen como ejemplo del arte del siglo XX, porque piensan que sólo por el hecho de atreverse a hacer algo así, ya es vanguardista. Otros, en cambio, pueden tacharla de excentricidad y, sobre todo, de no ser música.

Y las dos interpretaciones pueden tener cabida perfectamente. Por un lado es cierto que atreverse a algo así, si no vanguardista, si tiene mucho de valentía. Por otro lado excéntrico no sé, pero siempre buscó poder transmitir el mensaje que quería: el silencio es música. ¿Alguien puede imaginar la música sin silencio? ¿Sin pausas donde la obra pueda respirar? ¿Alguien se imaginaría una novela sin signos de puntuación? Pues claro que se la pueden imaginar, y ejemplos hay. De hecho, hay escritores como García Márquez, que defienden que los signos de puntuación limitan la creatividad, porque si el lector es quien tiene que ponerlos, puede crear su propia novela, a partir de su propia interpretación.

Aquí es donde John Cage quiere llegar. Es verdad que la sensación que te puede dar es la de tirar el dinero de tu entrada, o de parte de la inversión que hiciste al comprar el disco. Puedo imaginar lo que se le pasaría por la cabeza al público que presenció su ejecución la primera vez.

… ¿?

Algo así. Pero quiero detenerme un momento en las personas que piensan que no es música, ni arte, ni absolutamente nada. Yo no sé si el cuadro de (quien fuera….) es arte. Hay obras literarias que son un folio en blanco. Pero el estar 4 minutos treinta y tres segundos en una sala de conciertos, rodeado de mucha gente, donde no puedes hacer ruido alguno, ni toser, ni nada, porque un músico está ejecutando una obra, tiene que dar mucho que pensar. Se te tienen que pasar muchas cosas por la mente. Igual hasta en un momento te olvidas de que estás escuchando silencio y empiezas a escucharte a ti mismo. Igual ese es el miedo que tienen esas personas a esa obra. O peor aún, a ser incapaz de escuchar absolutamente nada. Y por eso, como haces cuando no entiendes una obra, la criticas, o no te gusta, o la tachas de cualquier otra cosa que sea insignificante.

No trato de elevarla a arte con mayúsculas, no sé si quiera si es música, puesto que ésta, para mí, es una combinación de sonidos y de silencio; pero sí reconozco que el músico, que fue filósofo, escritor, pintor, artista, micólogo… consiguió el efecto que pretendía. Y eso no se consigue fácilmente con la música ni con cualquier otra modalidad artística. Por todo esto afirmo que fue un maestro.

El debate está abierto: ¿qué es el arte?

Estuve tentado a grabar mi propia versión de este tema, pero quiero animar a todos los que lean este artículo, tengan o no conocimientos musicales, a hacer su propia versión. Nunca será la del maestro, pero es la interpretación personal de cada uno. Siéntese cómodamente en su silla preferida o banqueta (no usar un sofá, la posición sería muy incómoda para no mover las manos). Ponga una hoja en blanco delante de usted. Puede utilizar otra silla a modo de atril. Ahora viene la parte más complicada, para lo que debería dedicar tiempo al ensayo de la pieza. Ponga un reloj cerca de usted y vaya calculando el tiempo. Cuando pasen los 4 minutos y treinta y dos segundos deje una pequeña estela de silencio, para que la pieza exhale lentamente. Luego levante la cabeza para que el público sepa que es ese el momento en el que, si le gustó la interpretación, debería aplaudir al dejar claro que ya acabó la obra.

El día de la ejecución de la pieza, podría ayudarse de un reloj. O tan sólo la partitura si no se está muy seguro de algún pasaje de la partitura. Y lo mejor de todo, puede utilizar el instrumento que prefiera. O hacer versiones para diferentes instrumentos.

Esta es una versión magnífica de este tema:

Ahora unos enlaces para saber algo más de este interesantísimo genio. Un artículo publicado en Artesonoro y otro en ABCÉsta es la web oficial del músico.

Anuncios

Acerca de Proyectopcd

Utilizo la música, fotografía o los relatos para poder vivir mi utopía.
Esta entrada fue publicada en Artículos, Músicos, Personajes que ayudan a convivir y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s